Wednesday, February 28, 2007

ESTRUCTURA GENERAL DEL MÉTODO DE ACTUACION.


¿Habría realmente una estructura general del método? Puedo asegurar que la hubo y la hay. González Caballero la trabajó completa desde 1985 (los miembros de su laboratorio en ese tiempo me corregirán si estoy equivocado). Antes de ello el pedagogo daba cursos de ciertas partes de su método pero no en su totalidad. Y no fue sino hasta su estancia en El Centro de Arte y Teatro de Emilia Carranza (A finales de los años 80 y principios de los 90 del siglo pasado) que una escuela llevó su método de actuación de principio a fin, y aún con cursos extras de sus otras exploraciones.

A partir de ello, varios hemos trabajado con esta estructura (en ello baso el libro de la técnica y mis propios cursos), y hoy por hoy, la mayoría de los últimos alumnos de González Caballero (encabezados por Wilfrido Momox en la Ciudad de México) trabajan el método tal como González Caballero lo dejó estructurado al final de su vida.

¿Cuál es esta estructura general?

A través de 5 grandes bloques de trabajo se da el proceso de encuentro del joven actor con las cuatro corrientes teatrales (los cuatro autores), que proponen una forma de actuar de acuerdo a aspectos concretos de la naturaleza humana, y a la vez, dentro de esos 5 bloques de trabajo, se da la asimilación de una serie de apoyos técnicos que aclaran y fortalecen la capacidad del actor en la creación de un personaje completo.


I Creación básica de personaje:
A-B-C
Elementos
Zonas del cuerpo
Edad
Introversión/extroversión
Sentido

II Chéjov y las proposiciones naturalistas
Niveles
Símbolos
Hai Kú
Recuerdos
Atmósferas Naturalistas
Texto naturalista

III Ibsen y las proposiciones realistas
Emociones concretas
Voz y texto realista
Peso escénico
Subpeso
Máscaras
Géneros y personaje

IV Strindberg y las proposiciones supernaturalistas
Elemento y clímax
Zona central en conflicto
Zona bloqueada
Psicología e Inconsciente (Sueño)
Arte e Inconsciente (La Jirafa de Buñuel)
Mitología e Inconsciente (El laberinto del Minotauro)
Texto Supernaturalista
Atmósferas y proyección
Madres y padres del inconsciente
Las cuatro Funciones Psíquicas

V Pirandello y las proposiciones superrealistas
Tres proposiciones: dicción del personaje, nombre y apellidos, multiplicidad.
Animal, Ideal y superego
Antipeso
Atmósferas individuales
Géneros individuales
Grados de expresión

El tiempo de asimilación puede variar; cuando González Caballero lo trabajó con la escuela de actuación de Emilia Carranza en los años 80-90 el método fue muy bien adaptado para tres años de estudio (aunque se dieron casos en que daba 6 meses más de trabajo); y él mismo podía dar el método en su propio taller en dos años.

Esta estructura es la que este Blog está dedicado a exponer, paso por paso, y así mismo será la base del libro del método que está en proceso de publicación.

*

Junto al método de apoyos González Caballero ofrecía otros pequeños cursos de menor duración y que, desde su punto de vista, redondeaban la cultura teatral práctica del joven actor:

- un método de voz, que iba asimilándose al mismo tiempo que el trabajo de creación de personaje;
- estilo Griego; 
- Commedia Dell’Arte; 
- Siglo de Oro Español; 
- Estilo Isabelino o Shakespeare;

y en los ultimos años de su taller exploró todo un proceso que llamaba manejo de la proyección del actor y exploración de las etapas pre-creación de personaje, conocidas también entre sus alumnos como “manejo de las energías”.





*


El libro del método de actuación de Antonio González Caballero (NO incluye el Método de Voz) está a la venta solamente a través de Internet, y en tres sitios: 

Amazon España:  http://www.amazon.es/Método-Actuación-Antonio-González-Caballero/dp/1466261919


Amazon.com: http://www.amazon.com/Actuación-Antonio-González-Caballero-Spanish/dp/1466261919 

CreateSpace: https://www.createspace.com/3677417



Wednesday, February 21, 2007

Ejercicio de reconocimiento del apoyo elemento Aire dirigido por González Caballero


El siguiente ejercicio sería el primero para reconocer el Apoyo del elemento Aire:

González Caballero:

"Caminen, relájense y pongan toda su atención en el ejercicio por venir. Vamos a detectar la energía aire; pensando qué es el aire, lo imaginamos... La imaginación,...el aire; piensen, imaginen, recuerden. El aire no tiene forma, no se ve, está en todas partes, está en mí, dentro de mí, fuera de mí, no lo puedo palpar... Concentrados en el significado que nos da observemos nuestra respiración, los pies son muy importantes en estos ejercicios, para el actor y para la construcción de su arte;...la forma en que utilice su imaginación es muy importante; el artista imagina siempre... Es la base de todo el castillo que vamos a armar. ¿Qué es el aire? Contesten esta pregunta pensando y explorando con su cuerpo. ¿Por dónde el aire entra a nuestro cuerpo y sale de él? ¡No forcemos la respiración! Cuidadosamente detectemos cómo es que entra, qué recorre, a qué velocidad, en que densidad, con qué textura, analicemos en movimiento, ¡explorando la naturaleza! Tratemos de apresar la idea aire. Todo mi cuerpo está en contacto directo con el aire; siento el aire, yo mismo soy aire. Separemos esta energía del resto de energías que nos conforman; nos entregamos a la energía aire porque vamos a imaginar que somos solamente esa energía. Tratemos de pisar el aire; imaginemos que en cada pisada hay aire de por medio, entre el piso y yo; ¡pisémoslo! Mis pies están completamente sensibilizados a la idea energética del aire, todo mi cuerpo responde a tal impulso, no hay parte de mí que no reaccione por sí sola a las pisadas en el aire...


"El aire comienza a entrar en mí; por la planta de los pies y hacía arriba me voy volviendo etéreo, que no me importe si tengo huesos o partes duras, es solo el aire lo que existe y lo que me transforma; desde mis plantas de los pies viene la absorción del aire que recorre mis piernas hasta el tronco y asciende a los hombros, sigue por los brazos hasta las yemas de los dedos, después hacia arriba, por el cuello, a la cabeza; llénense de aire y sean ese aire que ha entrado a ustedes.


"...Mis miradas son aire, de mi boca, que es aire, se exhala el aire con sonidos de aire, mi respiración es aire como todo mi cuerpo; la mente también es aire; mi mentalidad se ha fundido con el aire y solo pienso con el movimiento de los impulsos del aire. Soy fiel a mis impulsos. ¿Qué les propone hacer esta sensación?, la de ser aire. Por la boca surgen más sonidos. ¿Qué sale del aire por mi mirada, por mis pensamientos? ¡Aire! Los pensamientos que vengan con el ser aire, realmente, la emociones, los movimientos del ser aire; ¡entréguense a su transformación! Si hay algún texto aprendido, díganlo siendo aire.

"...Disuelvan poco a poco su imagen aire; ya hemos detectado esa energía del elemento, y ya tenemos algo concreto en nuestra posibilidad de transformación. Conocemos algo más de nosotros. Podemos ir descendiendo por nuestro cuerpo, sacándola por donde entró, y disolviéndola, sacándola por los pies... ¡despojémonos del aire! Necesitamos volver al estado normal de sensaciones, de percepciones, y para ello tiene que salir en aire creado por nuestra imaginación. Cuando estén listos realicen sus dos respiraciones."(1)






(1) Transcripción de una grabación realizada en los años 80 por el autor en un curso especial que realizó González Caballero para que se escribiera el libro de la técnica. Todas las transcripciones de la voz de González Caballero fueron revisadas por él mismo. Las grabaciones están perdidas.







*


El libro del método de actuación de Antonio González Caballero (NO incluye el Método de Voz) está a la venta solamente a través de Internet, y en tres sitios: 

Amazon España:  http://www.amazon.es/Método-Actuación-Antonio-González-Caballero/dp/1466261919


Amazon.com: http://www.amazon.com/Actuación-Antonio-González-Caballero-Spanish/dp/1466261919 

CreateSpace: https://www.createspace.com/3677417




Thursday, February 15, 2007

Una palabra... La separación entre la ficción y la realidad.




Otro de los detalles característicos del trabajo diario con la técnica es un pequeño ritual que se hacía al final de cada ejercicio: González Caballero nos pedía que después de nuestra respiraciones nos sentáramos en silencio; una vez todos sentados, pedía, –Una palabra…- El actor debía ecir la palabra casi instantáneamente, una vez dicha se pasaba a preguntar al siguiente.

La primera vez (si se recuerda esa primera vez) fue una experiencia un tanto extraña, como actor uno no sabía si le estaba pidiendo un resúmen de lo trabajado en el ejercicio, una palabra clave sobre lo sucedido ahí o qué. El maestro nunca explicaba el porqué de la palabra, a menos que se le preguntara expresamente.

Todos decían su palabra y entonces se comenzaba a comentar lo explorado en el ejercicio.

En su continuo deseo por evitar que el joven estudiante de actuación tuviera conciencia de la diferencia entre la realidad y la ficción de la creación del personaje, González Caballero hacía uso de varios apoyos en su pedagogía, uno de ellos era el pedir que el estudiante dijera una palabra apenas terminando el trabajo. Envuelta en una atmósfera de misterio esa palabra podía significar mucho para todos los que la escuchaban, sin embargo su objetivo era muy simple: el guía puede darse cuenta si el actor sigue cargado con el personaje o aún en crisis por lo realizado, si ya está con la conciencia plena fuera del ejercicio o aún permanece con el personaje dentro de él.

En el tiempo que fungí como asistente de sus clases o como parte del laboratorio (le llamábamos taller), habrán sido sólo un par de veces que noté que González Caballero hiciera repetir a alguien la palabra porque había sentido que aquella persona seguía sin liberar todo lo explorado, y prácticamente nunca lo ví hacer uso de otros medios para hacer “salir” a alguien de un ejercicio. Puedo recordar cómo en una exploración de la corriente strindbergniana suspendió una improvisación porque una pareja estaba usando violencia física, literal, para su trabajo con los apoyos del inconsciente, lo que implicaba un peligro concreto para los dos actores, pero ese fue un caso excepcional.

La palabra al final del ejercicio marcaba la frontera entre la ficción del teatro y la realidad del actor. Ante la pregunta del por qué pedir la palabra González Caballero me contestó sin misterios: "para ver si ya están fuera del ejericio"; después, con esa conciencia de su uso, todos esperábamos ese momento para decir una palabra que envolviera por sí misma la experiencia de lo que habíamos explorado, aprendíamos con la práctica a saber cuándo terminaba el ejercicio y esperábamos la palabra para hacerlo patente.

Contaré una anécdota sobre "la palabra al final de los ejercicios", anécdota que enseña, claro:

Un día, como parte de su laboratorio, yo sentí que en momentos la búsqueda de un palabra se volvía un juego de egos donde cada quien creía decir algo muy interesante sobre lo explorado, y se lo expuse a González Caballero; de la nada comenzó a gritar:

-¡Y a ti qué te importa! Pedimos la palabra para darnos cuenta que están ya fuera del ejercicio, para saber si sacaron completamente el personaje, ¡si están haciendo uso de su ego, qué!,... ¡Qué más prueba entonces del uso de la conciencia que ello!- 

Ese era el sorprendente tono agudo y alto (violento) que usaba cuando quería jugar a que estaba muy enojado y enseñarnos algo extra.



*


El libro del método de actuación de Antonio González Caballero (NO incluye el Método de Voz) está a la venta solamente a través de Internet, y en tres sitios: 

Amazon España:  http://www.amazon.es/Método-Actuación-Antonio-González-Caballero/dp/1466261919


Amazon.com: http://www.amazon.com/Actuación-Antonio-González-Caballero-Spanish/dp/1466261919 

CreateSpace: https://www.createspace.com/3677417


Tuesday, February 13, 2007

El origen y el fin de todo está en los Elementos.


El primer gran apoyo del método son los llamados Elementos. Alguna vez oí asegurar a González Caballero, durante un momento de lucidez, que el método era un círculo perfecto que empieza en los Elementos y termina en los Elementos (1). El método entonces sería un proceso de reconocimiento de todos los apoyos y todas las corrientes actuacionales, explorarlos y hacerlos nuestros; al final todo estaría condensado en su punto de partida, el Elemento, el Apoyo que lo contendría todo, que contendría al personaje total: imaginación y energía entrenadas para la creación.

Aún así, en el principio del trabajo el Elemento es un apoyo base, comenzamos con él a percibir la real existencia de un personaje, para ello nuestra mente y pensamientos, nuestras actitudes, nuestros gestos, no deben ser un impedimento para la creación del personaje; para González Caballero la creación es total, jugamos a la existencia de un ser nuevo, desde su energía, creando su materia y su interior:

González Caballero:

"Hay que resolver el problema de "Yo con el personaje que he creado o que voy a crear". El método es precisamente para facilitar el encuentro de "Yo con mi personaje"; para que precisamente el Yo no sea un obstáculo para que el personaje se exprese. El origen de la Naturaleza está en los elementos; ellos le han dado sus características; el ser humano está creado dentro de las leyes de la Naturaleza, así, en el origen del hombre están los elementos; le dan vida, lo conforman, lo fortalecen, son las fuerzas vitales que viven en nosotros; las usamos, nos hacen movernos, tener vida, y aún cuando muramos seguiremos formando parte de esos cuatro elementos que nos crearon. No hay más, los elementos son las fuerzas de la naturaleza que nos dan vida, usémoslas para darle vida a un personaje: AGUA, AIRE, TIERRA, FUEGO. Los cuatro tienen sus propias características; aunque de los cuatro estamos formados, cada uno debe ser estudiado de manera individual, hasta llegar al manejo de su energía. Aprehender las características de estas cuatro energías es el siguiente paso que hay que dar". (2)

Este juego imaginativo tiene connotaciones profundamente interesantes: el actor se sensibiliza a esas 4 energías y con el uso de su imaginación comienza un entrenamiento mental y físico para que al pensarlas y sentirlas comience ese proceso de transformación y de creación del personaje que se busca. En mi punto de vista, es una aportación sorprendentemente simple y genial: el principio del camino de la creación del personaje son estas 4 imágenes básicas totalmente ficticias pero que en la sensación corporal y en nuestra mente arquetípica se vuelven reconocibles como parte de la conformación de nuestro ser. Los elementos fueron utilizados por el ser humano durante siglos como una explicación y un medio de encuentro con la fuerzas existentes dentro del ser humano y de la naturaleza misma, era una explicación filosófica, pero formaba parte de la teoría y la práctica tanto en medicina, física como química (3). Con el tiempo y el desarrollo de la ciencia actual el uso de los elementos se convierte principalmente en un juego literario y más aún poético(4), y ahí es donde nuestro investigador encuentra la clave creo yo: el teatro es arte (creación), en el teatro hay poesía, la unión entre la poesía y esta teoría científica en desuso pero fuertemente ligada a la naturaleza física del ser humano, le da a los elementos su fuerza como Apoyo al trabajo de creación del personaje.

“Imagina que el elemento entra por los pies e inunda todo tu cuerpo transformándolo en ese elemento, lo inunda hasta la coronilla, te transforma hasta la coronilla, los brazos, las manos, los dedos de la mano, de pies a cabeza, de frente hacia atrás, afuera y adentro, y tú reaccionas al impulso que surge, te mueves como el elemento, caminas como el elemento, haces los ruidos del elemento, miras como el elemento, respiras como el elemento, piensas como el elemento, sientes como el elemento… eres eso aquí y ahora.” (5)

Los cuatro elementos reúnen en sí mismos las bases de toda la creación de humana, en palabras de González Caballero, los cuatro contienen todo los personajes.

… El camino es largo, el proceso es un aprendizaje, un entrenamiento de la mente, del cuerpo a través de los ejercicios y las llamadas improvisaciones; esas primeras sensaciones de transformación llevarán a la creación de un personaje que cualquier pieza teatral pida. Con el tiempo la poesía y la naturaleza (imaginación y energía) logran fundirse en el actor para tener un verdadero apoyo en la creación del personaje.





(1) Esto habría sido alrededor de 1996 a casi 10 años desde que empezamos a escribir el libro.
(2) Palabras de González Caballero grabadas por el autor alrededor de 1988. Originales perdidos.
(3) Toda la explicación griega, romana y medioeval de la naturaleza humana se basa en los 4 elementos y posteriormente en la teoría de los humores. Alquimia y Química no se conciben sin la idea de elementos. Con ciertas variaciones la India y China siguen usando en su medicina tradicional la teoría de la conformación del cuerpo humano en elementos con una industria real y funcional.
(4) No sólo poetas sino filósofos y pensadores del siglo XX ( Gaston Bachelard por ejemplo) volvieron a los elementos como potente impulsor de ideas sobre la explicación del mundo mismo.
(5) Este discurso, de mi propia voz, es recurrente en el método; se lo escuché a González Caballero y bien podrían ser palabras dichas por él.







*


El libro del método de actuación de Antonio González Caballero está a la venta solamente a través de Internet, y en dos sitios: Amazon.com: http://www.amazon.com/Actuación-Antonio-González-Caballero-Spanish/dp/1466261919 CreateSpace: https://www.createspace.com/3677417




Wednesday, February 7, 2007

Pies, el inicio de la transformación en el método de actuación de González Caballero

Los pies de Antonio González Caballero (del video "Atmósfera de lugar" 2010)


La primera vez que tuve contacto con González Caballero fue en noviembre de 1982 durante mi estancia en el Instituto de Arte Escénico en el que él mismo era una miembro importante (1). Nuestro maestro en turno había faltado a clase y González Caballero lo sustituía. Apenas entró al salón, se presentó brevemente, nos dijo unas cuantas palabras y de inmediato nos puso a hacer ejercicios; el primero de esos ejercicios fue uno que después reconocí como parte de los indicados para el reconocimiento del Apoyo Elemento: debíamos a partir de la concentración en nuestras pisadas, sentir y reaccionar al impulso, él nos ordenaba y nosotros imaginábamos; en su simpleza, el ejercicio pasó por diferentes estados de los cuatro elementos; así, caminábamos y pisábamos sobre tierra, arena, piedras, agua, gas, nubes, carbones calientes, viento, etc. Todo partía de nuestra imaginación y se sentía desde los pies; el impulso debía provenir de la planta de los pies y entonces invadir todo el cuerpo. Era un juego de sensibilidad que me impresionó enormemente; a partir de ahí ya no dejé de aprender de él y con él.

El uso de los pies durante la representación es más que conocido; existen varias técnicas que los ritualizan, los transforman, los deforman, con tal de lograr efectos requeridos a su estética en escena; los pies verdaderamente contienen un grado primordial de importancia para el ser humano normal, son la base de su cuerpo y su contacto con la verdadera tierra, nuestro suelo.

González Caballero se refería constantemente a que en el México prehispánico sabían y utilizaban ideológicamente aquella parte del cuerpo y que la conquista vino a significar para sus ideólogos contemporáneos la caída en una falta de identidad; para ellos la destrucción de su cultura venía a significar en la metáfora de que una cultura es a la humanidad lo que los pies a un hombre, como el corte de la base con la que se puede trasladar, avanzar: destruirles su cultura era lo mismo que cortarles los pies con los que avanzaban y se sentían seguros de su identidad, los condenaba a vagar siempre trasladándose con los muñones(2). Esta historia nos dejaba una fuerte impresión, siendo mexicanos, mestizos, comprendíamos desde nuestro interior sus palabras.

En su momento pregunté por qué el joven estudiante de actuación debía iniciar los ejercicios del método sintiendo y reaccionando desde la planta de los pies:

González Caballero:

"Es fácil detectar una pisada. Nuestro cuerpo se cimienta sobre la planta de los pies; son los que hacen efectivo el avance del cuerpo, además de sostenerlo; son el primer punto de referencia a la estructura de todo el cuerpo del que los posee; son también el tacto directo, formando una parte básica de este Sentido... El movimiento se hace concreto en los pies. Por un lado son una parte muy sensibilizada, y por otro, imaginar que algo entra por ahí y que sube hasta llenar todo el cuerpo será también imaginar que nos transformamos, que reconstruimos o aun más, que construimos algo o a alguien dentro de nosotros con todo y sus cimientos, un personaje acaso o lo que queramos representar."(3)

Todos los ejercicios, o prácticamente todos, se iniciaban caminando, buscando la relajación primero y después simplemente caminando sin rumbo fijo; atendiendo las indicaciones del guía debíamos primero imaginar y entonces llevar todo al suelo, verlo ahí y sentirlo desde la planta de los pies, entonces todo iría entrando, transformándonos completamente, hasta llegar a la coronilla. Se iba a convertir en un hábito:

Toda transformación en el método (toda creación de personaje) empieza entonces por los pies.(4)





(1) Yo tenía 15 años cumplidos, González Caballero alrededor de 55 años. La clase que daba en la escuela a actores de primer ingreso como yo la llamaban comúnmente “Géneros” que él transformaba de una simple revisión de los géneros dramáticos en una intensa experiencia creativa. A partir de ese curso uno descubría sus capacidades como director, dramaturgo o actor.

(2) Hasta ahora no he podido encontrar una cita concreta a esta historia del México prehispánico.
(3) Palabras de González Caballero, grabadas por el autor alrededor de 1986.
(4) Un hábito que en su momento el mismo González Caballero se encargaba de romper si era necesario: nada en el método debía ser como fórmula, nada debía estar endurecido, la creación usando el método debía ser una continua exploración.




*


El libro del método de actuación de Antonio González Caballero (NO incluye el Método de Voz) está a la venta solamente a través de Internet, y en tres sitios: 

Amazon España:  http://www.amazon.es/Método-Actuación-Antonio-González-Caballero/dp/1466261919


Amazon.com: http://www.amazon.com/Actuación-Antonio-González-Caballero-Spanish/dp/1466261919 

CreateSpace: https://www.createspace.com/3677417


Thursday, February 1, 2007

La Relajación en el método de actuación de Antonio González Caballero


No es nada nuevo, lo sé, pero no hablamos de novedades sino que exponemos una manera de ver la pedagogía del actor en su conjunto, una técnica. La relajación está por todas partes en la teoría y práctica de la actuación, ha sido literalemente vanagloriada y hasta despreciada por grandes maestros y teóricos; habría que recordar las palabras de Grotowski (en aquél discurso un tanto sarcástico durante uno de sus tantos talleres), donde habla cómo la idea de relajación en el teatro cntemporaneo ha llevado a malos entendidos en el entrenamiento del actor(1). González Caballero hablaba muy poco de relajación, sí, muy poco, sin embargo la ponía como primera condición para comenzar un ejercicio:


“La primera condición para empezar un ejercicio es que relajen su cuerpo, no debe haber tensiones, que la mente este quieta y dispuesta a tener una captación. ...El cuerpo cómodo. Relajados, con su mente más o menos en blanco, tratando de escuchar.(2)


Estas primeras frases que repetía en el inicio de cada ejercicio exploratorio del método guardan para mí una gran importancia en mi trabajo como estudiante. Nosotros no hacíamos ejercicios de relajación propiamente dichos, lo más era una sacudida de pies y brazos “para liberar el cuerpo de tensiones”, movimientos circulares de cabeza, pero nada de esto era una serie de ejercicios estructurados, sino sólo indicaciones mientras comenzábamos. En su concepto (nunca expuesto teóricamente, aclaro.) relajar era estar dispuesto a tener una captación, tener la mente en disposición de hacer algo, mente y cuerpo dispuestos a crear:

- …"Párense, caminen sin rumbo fijo y dispongan su cuerpo para trabajar; relajen también su mente.(3)- indicaba en uno de los ejercicios para el reconocimeinto del Apoyo Zonas del cuerpo.

Todos los ejercicios los iniciábamos caminando, sacudiendo el cuerpo, dejando libres nuestros pensamientos, sin interferir en los que íbamos a explorar en unos momentos.

Aquí es donde creo González Caballero no puede ser encasillado como alguien apoyado solamente en el uso de técnicas orientales transformándolas o adaptándolas para un método de actuación, eso es imposible; tiene, cierto, mucho de base, mucho de ello en el origen, pero el método es una verdadera exploración que va más allá simplemente de tomar prestados ejercicios de otras partes, es una creación. Cualquiera que estudie un poco de meditación tibetana o taoísta descubrirá una serie de ejercicios de relajación, principalmente estáticos, donde se busca perder la sensación del cuerpo, de olvidarlo (vuelven las palabras de Grotowski a mi memoria, criticando a los actores que hacían yoga); nada de eso está en el método.

La relajación en el método de González Caballero es un concepto: dejar ir al cuerpo y la mente permaneciendo en movimiento, es tener cuerpo y mente abiertos y en disposición, la relajación es una condición primordial para que el impulso surja.





(1)Los Ejercicios, palabras de Jerzy Grotowski. Revista Máscara Año 4 No. 11-12, pag.27. Texto elaborado en base a material grabado en cursos del Teatr Laboratorium.
(2) Grabaciones de los cursos de González Caballero para el reconocimiento del ABC, realizadas por el autor(1986-1990).
(3) Grabaciones de los cursos de González Caballero para el reconocimiento de las Zonas del Cuerpo, realizadas por el autor(1986-1990).







*


El libro del método de actuación de Antonio González Caballero (NO incluye el Método de Voz) está a la venta solamente a través de Internet, y en tres sitios: 

Amazon España:  http://www.amazon.es/Método-Actuación-Antonio-González-Caballero/dp/1466261919


Amazon.com: http://www.amazon.com/Actuación-Antonio-González-Caballero-Spanish/dp/1466261919 

CreateSpace: https://www.createspace.com/3677417