Monday, February 16, 2009

La memoria emotiva del personaje (Parte 1)



Ya en la "corriente naturalista" dentro del método se habla de una "Memoria inmediata del personaje" y de "la vivencia del personaje". El personaje debería vivir aquello de lo que él mismo hablaba o se decía en la escena que había sucedido momentos antes, aún cuando no se viera en la obra misma; escenas importantes del pasado debían ser recreadas para crearle esa memoria emotiva, esas viviencias. Ahora, y siguiendo esta misma proposición, González Caballero va más lejos, el personaje debería de haber vivido, de haber sido, antes de entrar a escena, sea funcional para la escena o no, el personaje debería de vivir todo aquello que vive un ser humano... y convertirse en un personaje total.


González Caballero:

"El personaje posee con todos los apoyos trabajados una actitud mental y corporal concreta, basados en la naturaleza humana, además de su historia propia, es decir, ciertos datos inherentes a la construcción del mismo e información del texto dramático; en qué lugar se encuentra, dónde y cuándo nació, su trabajo, sus gustos, etc. Pero si llevamos a más consecuencias, ya no la proposición Pirandelliana sino la de toda la técnica (la creación de personaje con un gran sentido de verdad), necesitaremos de un concepto (que yo he) sacado cínicamente de Stanlislavski: la memoria emotiva del personaje. (1)

"He desechado, por dañina, la memoria emotiva del actor para trabajar en escena pero no desecho la necesidad de que exista ese vislumbre que da el concepto "memoria emotiva"; (en cambio) la busco en el personaje mismo a través de algunos ejercicios que se van realizando durante el estudio de la técnica de Pirandello y terminan en su mayor complejidad precisamente al final de toda la exploración del método."

Los ejercicios de los que habla González Caballero (y que serán expuestos en la siguiente entrada: http://agcmetodo.blogspot.ca/2009/02/memoria-emotiva-del-personaje-los-seis.html) son una sucesión directa de eventos que van creando un pasado a partir de la vivencia real, son seis improvisaciones-encuentros (podrían ser más si es necesario) que crean una vivencia real en el personaje, un pasado realmente vivido en él, sin una obra, sin un proyecto escénico definido, sólo el vivir su propia vida.



(1) Ya he expuesto en otras entradas la visión crítica que González Caballero tenía sobre le método de Stanislavski empleado en México. Nunca se refirió al "segundo" Stanislavski, al del "método de acciones físicas", sino al Stanislavski de ¨la memoria emotiva del actor".





*


El libro del método de actuación de Antonio González Caballero (NO incluye el Método de Voz) está a la venta solamente a través de Internet, y en tres sitios: 






*

Texto, fotografías y vídeos en este Blog son propiedad del autor, excepto cuando se aclare otra autoría. Todos los derechos son reservados por el autor de este Blog. Si existe algún interés en usar textos, fotografías o vídeos propiedad del autor, sea uso comercial o no, es necesario hacer una petición por escrito y dirigirla por correo electrónico a Gustavo Thomas a gustavothomasteatro@gmail.com.
 
 

2 comments:

Anonymous said...

Hola, que gusto poder encontrar este tipo de páginas, sólo que me gustaria, si pudieras ampliaras más acerca de la memoria emotiva, me quede clara pero siento que algo me falta de información para estructurarla bien. Doy clases de teatro y lo que más me ayuda es la memoria emotiva,sobre todo en alumnos de secundaria y me gusto mucho ver otra concepción. Ojalá no te incomode, ni moleste. Te dejo mi correo: nelsy78@hotmail.com SALUDOS!!!

Anonymous said...

Si buscas más enlances dentro del mismo blog, con el mismo tema, encontrarás mayor información, especialmente en la parte de Pirandello.
En todo caso, puedes comprar el libro y tabajar directamente con él.